“Chile debe optar entre el pasado y el futuro”

miércoles, junio 03, 2009

Sebastián Piñera habló de todo en su entrevista con el diario “El Sur” de Concepción. Sus diferencias con Frei, sus propuestas para crear empleos y llevar a Chile al desarrollo y cómo combatirá la delincuencia fueron algunos de los temas tratados. Entrevista publicada el domingo 31 de mayo del 2009 en el diario “El Sur” de Concepción, cuerpo Reportajes.

¿Cuáles son las grandes diferencias entre Ud y el Sr. Frei?

El sentido profundo de la próxima elección está claro. Chile debe optar entre el pasado y el futuro, entre mantener las aguas estancadas o abrir de par en par las puertas y ventanas para que entre el aire fresco a ventilar y la luz del sol a iluminar. Hoy más que nunca estoy convencido de que Chile necesita un cambio, un verdadero renacimiento que nos libere de este estado de letargo, que desate las fuerzas de la libertad, la innovación, la creatividad y el emprendimiento, y nos ponga nuevamente en la ruta del crecimiento y la prosperidad. Aspiramos a cambiar la forma de gobernar, a cambiar la forma de ejercer la Presidencia de la República. Los problemas y desafíos de hoy exigen un Presidente todo terreno, un Presidente 24 horas por 7 días a la semana, que se arremangue las mangas, se haga cargo de los problemas y lidere las soluciones. Pero también queremos un cambio de fondo. Queremos un país que recupere su capacidad de crecimiento, proteja y cree empleo, frene la delincuencia y la corrupción y mejore sustancialmente la educación y la salud de millones de chilenos. Estoy hablando de un cambio de estilo, un cambio tranquilo, seguro y amistoso, un cambio que va a beneficiar especialmente a los sectores más vulnerables, que son quienes más necesitan y merecen un buen Gobierno.

¿Podría resumir en tres puntos las ideas fuerza de su programa de gobierno?

Nuestro Programa de Gobierno, que está siendo elaborado por un grupo de más de 1.400 profesionales de primer nivel agrupados en los Grupos Tantauco, quienes además están recibiendo permanentemente las ideas y proyectos de los ciudadanos recopiladas a través del programa “Cuéntame el Chile que Quieres”, que se está desplegando en todas las comunas del país y al que se puede acceder a través de www.piñera2010.cl, tiene por misión desarrollar una verdadera sociedad de oportunidades, una sociedad de seguridades y una sociedad de valores. Porque queremos que todos los chilenos y chilenas sientan que tienen la posibilidad de desarrollar al máximo sus talentos, pero que sepan que si por alguna razón alguno se cae o se queda atrás, el Estado no los dejará solos, sino que los ayudará a ponerse de pie y seguir caminando. Pero también es importante fortalecer los valores de la vida y la persona humana, la familia, el medioambiente, la participación ciudadana, la fraternidad, el pluralismo, la tolerancia y la Unidad.

¿Qué propuesta tiene para generar más empleo y recuperar el crecimiento del país?

Hoy día tenemos 716.000 chilenas y chilenos sin trabajo y desgraciadamente esa cifra está creciendo. El récord de desempleo se alcanzó el año 2004, con Frei, cuando llegamos a tener 735.000 chilenos sin trabajo. Debemos ponernos como meta no superar ese récord. Estamos absolutamente preparados y somos capaces de recuperar nuestra capacidad de crecer al 6 ó 7% anual y de proteger y crear 1 millón de nuevos empleos en el período 2010-2014. Yo quiero ser el Presidente del trabajo, especialmente para los jóvenes, las mujeres y los más pobres, que son los que más necesitan trabajar y los que sufren con más rigor el desempleo. Para lograr este objetivo es urgente fortalecer las Pymes ¿Cómo? A través de reprogramaciones de deudas, acceso al crédito para capital de trabajo e inversión, facilitar su acceso a las tecnologías y mercados internacionales, simplificar la burocracia estatal y fomentar su asociatividad. Igualmente importante será crear las condiciones para promover el trabajo desde el hogar, especialmente para mujeres y jóvenes, de forma de compatibilizar el trabajo con las labores del hogar y los estudios. Fortalecer la agricultura, que fue la gran ausente en el discurso de la presidenta Bachelet el pasado 21 de mayo. Para ello se requiere de una verdadera política de Estado que será otro de los pilares para promover el empleo en los sectores rurales.

¿Cuál es su estrategia para llevar a Chile al desarrollo?

Nuestra meta es llegar al año 2018, que es el verdadero Bicentenario de nuestra independencia, como un país desarrollado. Para lograrlo debemos recuperar nuestra capacidad de crecimiento y creación de empleos a través de la innovación y el emprendimiento. Debemos modernizar y fortalecer el Estado eliminando el cuoteo político y promoviendo la excelencia y meritocracia en los empleados públicos. Vamos a crear una Agencia de Calidad de las Políticas e Inversiones Públicas, que evalúe las principales políticas e informe al Gobierno, Congreso y Opinión Pública. Así se evitarán los desastres como el Transantiago, Ferrocarriles del Estado y las grandes pérdidas en las empresas públicas. Pero para ser un país desarrollado debemos derrotar la pobreza. Nuestra meta para el 2014 es liberar a más de 500 mil chilenos de las garras de la indigencia y para el 2018 derrotar la pobreza. Aplicaremos dos tipos de instrumentos, los que apuntan a eliminar las causas a través de la creación de empleos, el mejoramiento de la educación y capacitación y el fortalecimiento de la familia, y los que apuntan a paliar las consecuencias a través del fortalecimiento y perfeccionamiento de la red de protección social, mejorando su eficacia y focalización y descontaminándola de todo aprovechamiento político, y mediante la creación del Ingreso Mínimo Familiar, en función del tamaño de la familia y la vulnerabilidad de sus miembros.

A raíz de la crisis económica se está gestando una corriente de opinión a favor de un Estado más fuerte. ¿Está de acuerdo con esta postura y por qué?

El problema no es el tamaño del Estado sino su eficiencia. Lo que se necesita es un Estado que haga las cosas bien. Yo siento que hoy el tamaño del Estado es apropiado y por tanto, no lo vamos a reducir, pero sí lo vamos a fortalecer, agilizar y enfocar, porque hoy día el Estado hace mal cosas que no debiera hacer y no hace bien las cosas que sí debiera hacer. Por ejemplo, se requiere un Estado que sea eficaz en la lucha contra la pobreza, que sea capaz de darles seguridad a los ciudadanos, de darles buena educación a nuestros niños, buena salud a nuestras familias, que proteja adecuadamente el medio ambiente, que permita que la justicia llegue a todos y no solamente a la mitad de los chilenos y nada de eso lo está haciendo bien. Nuestro compromiso es con cosas tan simples y profundas como reestablecer en el Gobierno la cultura de hacer las cosas bien. La cultura de hacer las cosas en forma honesta. La cultura de hacer las cosas pensando en la gente. La cultura de hacer las cosas con un sentido de urgencia.

¿Cómo enfrentará su gobierno la protección al medioambiente y, específicamente, el cambio climático?

El calentamiento global ha surgido con fuerza, como el Quinto Jinete del Apocalipsis que amenaza a la humanidad, junto con el terrorismo, el narcotráfico, las guerras y la pobreza, por eso exige una respuesta coordinada, urgente y eficaz a nivel global. Esa respuesta debe orientarse a disminuir la producción de gases invernadero y la deforestación. Para ello, las políticas deben involucrar mejores señales de mercado y así reducir las externalidades ambientalmente negativas de la acción del hombre. También se necesita incentivar el desarrollo y la aplicación de tecnologías más eficientes y políticas que fomenten una utilización más racional de energías limpias y renovables. Nosotros hemos estudiado profundamente temas como la Energías Renovables No Convencionales y los temas ambientales, y para la celebración del Día del Medioambiente el próximo 5 de junio daremos a conocer en profundidad nuestras propuestas.

¿Qué planes tiene respecto a la seguridad ciudadana?

Estamos perdiendo la batalla contra la delincuencia. En nuestro Gobierno pondremos nuevamente el mundo al derecho. Las calles, plazas y parques serán para los ciudadanos honestos. Las rejas y candados para los delincuentes. Esta meta la lograremos trabajando simultáneamente en 4 ejes: Prevención: a través de la creación de empleos, mejoramiento de la educación, lucha contra la drogadicción y el alcoholismo y fortalecimiento de la familia. Protección: incrementando en 10 mil el número de carabineros en las calles protegiendo a la ciudadanía, extendiendo y fortaleciendo el Plan Cuadrante y la colaboración ciudadana. Justicia: logrando que la justicia aplique correctamente las leyes, proteja a los inocentes y castigue a los delincuentes. Vamos a terminar con una absurda asimetría. Hoy hay defensores públicos para los delincuentes y todavía no hay asistencia para las víctimas. Rehabilitación y reinserción: fortaleciendo los programas de rehabilitación en nuestras cárceles y de reinserción laboral y social de los ciudadanos que recuperan su libertad y acceden a una segunda oportunidad. Está próxima a aparecer la encuesta CEP. ¿Qué tanta importancia le asigna a sus resultados, tomando en cuenta que es considerada la encuesta que define quién será presidente? La esperamos con mucha tranquilidad, gran optimismo y mucha confianza en la gente.

El "fenómeno" Marco Enríquez-Ominami parece dar cuenta de un sector de la ciudadanía que no se siente interpretado ni por su candidatura ni por la de Frei y que pide nuevos rostros y nuevos temas en política. ¿Cómo planea acercarse a ese grupo de chilenos?

Creo que todos los candidatos y tienen todo el derecho del mundo a ser candidatos y yo no voy a hacer nada por frenarles sus oportunidades. Creo que Marco Enríquez- Ominami es un fenómeno interesante y que hace un aporte; es una expresión de la necesidad de cambio, pero sigue siendo parte de la Concertación. El cambio no es solamente un problema de intención y voluntad. Para que el cambio sea positivo y sea un cambio construido sobre roca y no sobre arena y que dé seguridad y tranquilidad, tiene que haber un candidato con ideas, equipos, apoyo parlamentario, propuestas y programas. Y siento que el mejor Cambio para Chile lo representa la Coalición que yo lidero. Nuestro proyecto está entusiasmando a millones de chilenos y cada día se suman más, sobre todo jóvenes y mujeres, quienes serán protagonistas en esta campaña y en un futuro Gobierno. Los jóvenes tienen que hacer su aporte al Chile que estamos construyendo, entregando su alegría, entusiasmo, imaginación y audacia. El país necesita a una nueva generación de chilenos, que está libre de las querellas y los odios del pasado; que tiene la formación, la vocación y el compromiso para construir un Chile mas grande, más libre, más justo y más próspero.